Varsovia - Portal Turístico Oficial de la Ciudad Capital de Varsovia - Página Principal
Premio: European Best Destination 2023

8 lugares que te harán sentir como uno más de aquí

Para conocer plenamente Varsovia y su gente sal de los caminos trillados y dirígete a los barrios que tanto les gustan a los varsovianos: zonas de bares y cafés, espacios posindustriales o, como no, las orillas del Vístula. Pruébalos para quedarte con el que más te guste.

Visita los recintos de la antigua fábrica de vodkas “Koneser”. Sus espacios revitalizados albergan en la actualidad restaurantes, comercios de diseño y el Museo del Vodka Polaco. Los fines de semana el centro ofrece festivales, conciertos y exposiciones que no te puedes perder. Y en la cercana calle Ząbkowska te recomendamos quedar con amigos para vivir el ambiente especial del lugar y probar los entremeses más típicos: manitas de cerdo en su propia gelatina, filete tártaro o arenque con cebolla, acompañado todo ello de un buen trago de cervezas artesanas fabricadas en las cervecerías locales.

Los Jardines BUW ubicados en el barrio obrero de Powiśle forman uno de los techos ajardinados más bellos de Europa. Compuesto de un laberinto de pasajes, recovecos, puentes y pasarelas, el jardín luce una vegetación impresionante, con yedra que trepa sus muros y hortensias que le imprimen un carácter especial. El jardín ofrece vistas al centro de la capital y a la orilla más salvaje del Vístula. 

Los últimos años han visto cómo el tramo urbano del Vístula se convertía en una zona de intenso ocio nocturno que atrae en verano a miles de jóvenes buscando marcha. Pero el día también ofrece sus atractivos: en las explanadas podrás disfrutar de la bicicleta, el monopatín, subirte a un transbordador o simplemente descansar en una de las playas de la ribera. Y no te olvides de dar un paseo por el lado opuesto del río para recorrer los espacios más naturales.

Desde hace más de un siglo, esta lonja junto con su mercadillo al aire libre es un lugar de visita obligada. Con una amplia oferta de productos para la despensa, como frutas, verduras, carnes de calidad de cría ecológica, quesos regionales o productos de repostería, ha llegado a ser un importante destino de compras. En una plazoleta situada delante de la lonja que da a la avenida Aleja Jana Pawła II, encontrarás decenas de puestos con flores. El mercado, sin embargo, ofrece algo más que la compra en sí: es un lugar de encuentro entre los vendedores de toda la vida y sus fieles clientes en el que lo que cuenta son las relaciones sociales, la confianza, el tuteo… Con un poco de suerte, quizás te encuentres a alguno de los chefs de los restaurantes más famosos de Varsovia, que suelen frecuentar la lonja y su mercadillo.

Dominada por su iglesia barroca del Salvador, la plaza Plac Zbawiciela es uno de los lugares que se han puesto más de moda en los últimos años. Es aquí donde tienen sus sedes los populares teatros, editoriales literarias o hasta un club de la comedia y también donde los personajes de la cultura, hípsters, alumnos universitarios y jóvenes en general quedan para charlar en las cafetecas, restaurantes y pubs. Si quieres vivir el gran ambiente de la capital déjate caer en una de las tascas con comida nacional o internacional o pásate por una de las conocidas heladerías.

Un día como hoy hace cien años en este lugar se fabricaban motos y scooters. En la actualidad Soho Factory se ha convertido en uno de los centros culturales y de ocio más populares. Las antiguas naves industriales y almacenes del barrio varsoviano de Praga albergan estudios de arte, comercios con diseño Made in Poland, restaurantes e incluso teatros de vanguardia. El corazón de este lugar late en el Museo de los Neones, establecimiento que ofrece muestras de publicidad luminosa que en los años 60 y 70 del siglo pasado adornaban las calles de Polonia.

¿Te gusta escaparte, aunque sea por un rato, del bullicio urbano? Saska Kępa te espera. Este barrio, de carácter íntimo y acogedor, es todo un crisol de culturas, sede de numerosas embajadas y pequeñas tascas regentadas por inmigrantes de los países africanos y del Oriente Próximo. Paseando por la calle Francuska observa cómo las relojerías tradicionales o los estudios fotográficos se van alternando con comercios de alimentos ecológicos, cafés y librerías. ¿Te gusta la naturaleza? A un paso de allí se encuentra el parque Park Skaryszewski, un lugar óptimo para pasear, correr o descansar junto a sus pequeños lagos.

Que los antepasados de los varsovianos más jóvenes eviten esta zona, no es de extrañar. Por muchos años, el edificio de «Dom Partii» – «Casa del Partido” – fue la sede del Comité Central del Partido Comunista Polaco y un puesto de mando de los dirigentes comunistas. Fue aquí donde Bolesław Bierut, presidente comunista de Polonia y títere de la Unión Soviética, despachaba con su gabinete, dando órdenes que sembraban el terror entre la población en la era de Stalin. Durante la transición democrática, el edificio se convirtió en sede de la Bolsa de Valores y hoy en día sus pasillos acogen locales gastronómicos de moda que atraen a aficionados a la cerveza artesanal, así como pizza, o incluso caldos. El edificio cuenta con una agradable vista a la cercana palmera de la rotonda De Gaulle o al neón del Museo Nacional.