Varsovia - Portal Turístico Oficial de la Ciudad Capital de Varsovia - Página Principal
Premio: European Best Destination 2023

Museo de la Fábrica de Norblin

El Museo de la Fábrica de Norblin es fruto de los procesos de revitalización de la antigua planta industrial «Norblin, Bracia Buch i T. Werner» en la que se fabricaban productos de platería de uso doméstico en el siglo XIX y principios del XX.

Más que un único edificio museístico, la exposición es un conjunto de espacios de carácter postindustrial, con un itinerario que recorre 10 edificios históricos en los que el visitante podrá ver 50 máquinas y equipos que integraban la línea de producción completa. Entre las piezas hay un horno de temple y los hornos de incandescencia en los que antaño se procesaban los productos semiacabados. El interior de una de estas máquinas permite incluso la entrada de visitantes. El museo cuenta además con piezas de enorme valor. Una de ellas es un acumulador hidráulico para el accionamiento de una prensa horizontal de 520 toneladas. Se trata de la mayor pieza de estas características en el mundo y una de las más valiosas del museo, ya que en el mundo solo quedan cuatro máquinas así, siendo una de ellas la que hacía levantar y descender el Tower Bridge de Londres.

En los interiores de «Norblin» hay además una muestra de productos fabricados en la antigua planta como, por ejemplo, una colección de nada menos que 400 cubiertos bañados en plata. En el exterior se han colocado bancos hechos a partir de los carros empleados en la fábrica.

Como mejor se visita el Museo de la Fábrica Norblin es con un guía (también en lengua extranjera) que interpreta el papel del antiguo propietario de la fábrica. Para ver la evolución de este lugar, basta con subir al mirador, donde a través de un telescopio de tiempo uno puede descubrir cómo ha ido cambiando la fábrica y su recinto a lo largo de los años.

Zabudowania, szerokim chodnikiem w kierunku wejścia do budynku idą ludzie, wzdłuż stoi szpaler młodych, bezlistnych drzew, obok których stoją mężczyźni
Fabryka Norblina, fot. Łukasz Kopeć