Varsovia - Portal Turístico Oficial de la Ciudad Capital de Varsovia - Página Principal
Premio: European Best Destination 2023

La Varsovia de Maria Skłodowska-Curie

Eminente científica polaca, Maria Skłodowska-Curie fue la descubridora del radio y del polonio, además de ser la primera mujer galardonada con el Premio Nobel. Antes de instalarse definitivamente en Francia, Varsovia fue su ciudad. Es aquí donde pasó su infancia, fue al colegio y descubrió su verdadera vocación científica. Descubrir los lugares preferidos por la Premio Nobel y sus fascinantes historias es descubrir que detrás de la gran figura de Maria Skłodowska-Curie había una niña cuyo carácter fue moldeado por la época en la le tocó vivir.

Es aquí donde el 7 de noviembre de 1867 nació Maria Skłodowska. En aquella época, el edificio albergaba una residencia para niñas dirigida por Bronisława, la madre de Maria. El padre de la investigadora, Władysław Skłodowski, era un conocido profesor de matemáticas y física en Varsovia. Un año después del nacimiento de Maria, le concedieron una plaza en un instituto de enseñanza secundaria masculino y la familia se mudó.

El Museo de Maria Skłodowska-Curie se encuentra en el número 16 de la calle Freta. Los fondos del museo incluyen documentos, enseres personales y equipos de laboratorio de la científica.

Se trata de una de las iglesias más antiguas de Varsovia, lugar en el que fue bautizada Maria Skłodowska y cuya partida de bautismo se conserva hasta nuestros días. Maria, a la que en casa llamaban con el diminutivo de Mania, era la niña de los ojos de su hermana mayor Zofia, con la que mantuvo el contacto a lo largo de su vida, de la misma forma que lo hiciera con sus otros tres hermanos.

La iglesia de la Visitación de la Virgen María data de principios del siglo XV, un siglo más tarde recibió su característica torre gótica. Cuenta la leyenda que se construyó en un lugar ocupado previamente por un templo pagano. Hoy a los pies de la iglesia hay un mirador con vistas al Vístula y a la orilla derecha de la ciudad.

La margen alta del río Vístula era uno de los lugares favoritos para pasear de la joven Maria. Este fue también el lugar que visitó durante su última estancia en Varsovia en 1932. En la segunda mitad del siglo XIX, la zona que se extendía entre los altos y la orilla del río estaba densamente poblada y urbanizada, con un puente que, recientemente construido, unió ambas orillas y al que se le vino a llamar Most Aleksandryjski, también conocido como Most Kierbedzia.

Hoy, el panorama que se ve desde lo alto es completamente distinto: a los pies de la ladera está el Parque Fuentes Multimedia, hay playas, bares y explanadas junto al río Vístula. Maria Skłodowska-Curie sigue allí, presente a través de su monumento ubicado en las inmediaciones de la Iglesia de la Visitación de la Santísima Virgen María.

Este templo, en el que Maria recibió su Primera Comunión, data del siglo XVIII y fue construido en los extramuros de la ciudad para los padres dominicos.

Durante el Alzamiento de Varsovia en 1944, albergó un hospital de campaña. En un bombardeo llevado a cabo por los nazis, conscientes de la existencia del hospital, murieron más de 1.000 personas, entre heridos y personal del hospital. La iglesia se reconstruyó en 1968.

Antes de acoger la biblioteca, el edificio albergó el Museo de la Industria y la Agricultura, una institución educativa y de investigación científica.
En un cuarto situado en el patio trasero del edificio se estableció un laboratorio de física donde Maria, merced a su primo que dirigía la institución, podía llevar a cabo sus experimentos. En aquella época, la carrera científica no era para las mujeres precisamente un camino de rosas.

Uno de los hoteles más famosos de Varsovia, en el Bristol se hospedaron grandes políticos y artistas, y es aquí también donde en 1913, en el Salón Frambuesa, se ofreció un banquete en honor a la mujer que acababa de ganar el Premio Nobel. Lejos de escuchar los discursos en su elogio, Maria Skłodowska-Curie estuvo todo el rato escribiendo algo en su cuaderno. Solo más tarde se supo que había estado resolviendo un problema matemático.

Entre la calle Karowa y la Iglesia de las Monjas de la Visitación, se encontraba el edificio del Tercer Instituto de Enseñanza Oficial Femenino al que asistía la joven Maria Skłodowska. Los padres de María le daban una gran importancia a la educación de sus hijos, razón por la que además de sus cursos en la escuela, les ofrecían otro tanto de conocimientos en casa. Por las tardes el padre leía a sus hijos obras de literatura internacional en versión original, por lo que Maria terminó hablando cinco idiomas y se graduó en secundaria a los 16 años con un expediente académico excelente.

Maria Skłodowska-Curie visitó la Universidad de Varsovia en dos ocasiones. La primera, coincidiendo con el inicio del curso académico 1921/1922 y la segunda vez en 1925, cuando acudió al Instituto de Física, causando un enorme interés entre la comunidad universitaria que abarrotó la sala para escuchar su conferencia sobre la investigación de la radiactividad. Las autoridades de la Universidad de Varsovia le ofrecieron el puesto de catedrática en la Facultad de Física Experimental, propuesta que la Premio Nobel declinó, si bien mantuvo el contacto con el centro.

Maria Skłodowska-Curie fue todo un modelo a seguir para muchas de las mujeres que en los albores del siglo XX eligieron la ciencia como manera de vivir y tuvieron que luchar contra los estereotipos. Curiosamente, fue también una de las primeras mujeres en obtener el permiso de conducir.

De camino al colegio, Maria cruzaba el Jardín Sajón casi todos los días. El jardín era una zona prestigiosa de la ciudad, con esmerada vegetación, instalaciones para tomar aguas minerales, un teatro de verano y el Palacio Sajón que delimitaba el jardín por el este.

Hoy día el espacio tiene un aspecto diferente al que tenía en la juventud de la científica. Durante la Segunda Guerra Mundial las tropas nazis destruyeron el parque y volaron el palacio. El único vestigio que queda de él es un fragmento de sus soportales en el que antes de la guerra se creó la Tumba del Soldado Desconocido.

En el antiguo número 11/15 de la calle Nowolipki se encontraba el Segundo Instituto de Enseñanza Secundaria Masculino. Es aquí donde Władysław Skłodowski se instaló con su familia al haber sido nombrado subinspector de la escuela. Debido a las estrecheces del presupuesto familiar decidió abrir una residencia de estudiantes masculina. Los primeros años de infancia de Maria están ligados a este sitio.

Los Skłodowski se mudaron varias veces en los años siguientes, para volver más tarde a un piso cerca del Instituto.

Hasta el comienzo de la Segunda Guerra Mundial, el palacio fue la sede del Ayuntamiento de Varsovia. En 1925, se celebraron aquí los actos oficiales en los que Maria Skłodowska-Curie fue declarada Hija Predilecta de Varsovia. Aquí es también donde se organizó un banquete en honor a la investigadora.

Durante el Alzamiento de Varsovia de 1944 el palacio sufrió daños y fue demolido después de la guerra, para ser reconstruido, en su forma actual, en los años noventa.

En el edificio histórico de este centro se encuentra la estatua de Maria Skłodowska-Curie, obra de Maksymilian Biskupski. En 1925, cuando la científica visitó la Universidad Politécnica de Varsovia, los profesores la recibieron con grandes honores, y un año después la Facultad de Física la distinguió con el doctorado honoris causa.

En su autobiografía Maria escribe: «En 1912 se me brindó la oportunidad de cofundar junto con la Sociedad Científica de Varsovia un laboratorio radiológico en la ciudad. Se me encargó su gestión. Aunque no podía abandonar Francia y regresar a Polonia, acepté de buen grado la propuesta de organizar la investigación en las nuevas instalaciones».

El Laboratorio Radiológico de Varsovia, inaugurado en 1913, fue la primera instalación de este tipo en Polonia. La institución permaneció en funcionamiento, logrando éxitos científicos, hasta el comienzo de la Segunda Guerra Mundial.

En la actualidad, el edificio alberga el Instituto Matemático de la Academia Polaca de Ciencias. Una placa en la fachada del edificio informa sobre el pasado del lugar.

El primer Instituto del Radio se creó en París en 1914; su gemelo se inauguró en Varsovia en 1932, dos años antes de la muerte de Skłodowska-Curie. Con la intención de fomentar la investigación científica, Maria donó 1 gramo de radio que había adquirido con fondos recibidos de representantes de la comunidad polaca en EE.UU.

Hoy en este lugar se encuentra el Centro de Oncología, y en un jardín adyacente hay un árbol plantado por la Premio Nobel. Justo detrás de la valla hay un callejón bautizado con el nombre de Maria Skłodowska-Curie y, más adentro, se encuentra una placeta con un monumento a la científica.