Varsovia - Portal Turístico Oficial de la Ciudad Capital de Varsovia - Página Principal
Premio: European Best Destination 2023

Paseo por Ursynów

Ursynów tal y como lo puedes ver hoy, es decir, la mayor concentración de bloques de viviendas construidos de forjados prefabricados, se alzó en el sur de Varsovia por etapas, a partir de los años 70. Las urbanizaciones más antiguas se encuentran en el norte del barrio, y las más recientes en su parte sur. La mayoría de ellas adoptaron los nombres de antiguas aldeas y asentamientos que existieron en la zona, entre ellos Służew, Imielin y Kabaty.

Sin embargo, la historia del lugar es mucho más antigua y se remonta a la segunda mitad del siglo XI, cuando en las inmediaciones del actual arroyo Służewiec, antiguamente llamado río Sadurka, se asentaron los monjes benedictinos. En el barrio de Ursynów se encuentra también la iglesia de Santa Catalina del siglo XIII, uno de los templos más antiguos de Varsovia. En siglos posteriores, la zona de Ursynów perteneció a famosas familias nobles: los Lubomirski, los Potocki o los Branicki, que establecieron aquí sus residencias de verano. Sin embargo, el propio nombre del barrio procede de Julian Ursyn Niemcewicz, escritor, historiador y miembro de la Comisión de Educación Nacional. En 1822 compró el palacio de los Krasiński, situado en los terrenos de la actual Escuela Superior de Economía Rural, y toda la zona, por su apodo Ursyn, pasó a llamarse Ursynów.

Puedes llegar a Ursynów desde el centro de Varsovia con la 1ª línea de metro, y el trayecto durará unos 15-20 minutos dependiendo de la estación que elijas. Disfruta de una excursión entre bloques de viviendas y una naturaleza pintoresca.

Si dices Ursynów, piensas en forjados prefabricados. Fue una tecnología de construcción de bloques que consistía en ensamblar in situ enormes elementos prefabricados, lo que acortaba considerablemente el tiempo de construcción de las urbanizaciones. Bájate en la estación de metro de Ursynów y camina entre los bloques. En los años 90 los edificios fueron aislados, por lo que ya no verás cómo eran sus losas grises originales. Sin embargo, descubrirás que estas urbanizaciones se diseñaron pensando en la comodidad de los habitantes. A diferencia de muchas de las urbanizaciones «modernas» que se construyen hoy en día, los bloques en Ursynów están muy separados entre sí, y entre ellos hay zonas verdes, céspedes y espacios de recreación. Por las urbanizaciones pasan calles que las parten en «islas» donde no hay tráfico de coches.

En una de las calles principales del barrio, Aleja Komisji Edukacji Narodowej, se alza una de las iglesias posmodernas más interesantes de Varsovia. La Iglesia de la Ascensión, tal como la concibió su diseñador, está de espaldas a la calle, de modo que su fachada da a la plaza de la urbanización, lugar de encuentro de los habitantes. Por su gran volumen llamada Malbork, esconde muchos detalles arquitectónicos originales. Entra para ver los soportes que no tocan el suelo o el cuadro de la Virgen de Częstochowa, donado por el director Krzysztof Kieslowski, que rodó aquí escenas de su «Decálogo».

Los primeros residentes de Ursynów en las décadas de 1970 y 1980 no estaban contentos con las condiciones de vida que encontraron aquí. Los más viejos recuerdan el barro omnipresente en lugar de las aceras previstas, la falta de tiendas y el pésimo transporte público. Estos años fueron perfectamente retratados en la famosa serie de televisión «Alternatywy 4» de Stanisław Bareja. Si quieres ver el bloque donde se rodó esta ficción emblemática, primero busca el edificio de la calle Grzegorzewska 3, a unos cientos de metros de la estación de metro de Imielin. No tiene pérdida, ya que en su pared hay un mural con escenas de la película y sus personajes. Para encontrar los lugares concretos cercanos al bloque donde solían pasar el rato Stanislaw Anioł, Józef Balcerek y el camarada Winnicki, te animamos a que primero vuelvas a ver la serie. No lejos de aquí, en la calle Kulczyńskiego 7, vivía Adaś Miauczyński, el protagonista de la película “Dzień Świra” [“El día de un chiflado”].

Para aprender más sobre la historia del barrio, visita el Museo de Ursynów, situado en una casa de vecindad de antes de la guerra, en el número 8 de la calle Barwna. En los años 1970, albergó la primera tienda de comestibles de Ursynów, y se dice que aquí también se podía comprar alcohol, aunque no legalmente del todo. En el interior, verás una exposición de mapas antiguos relacionados con la zona de Ursynów, el despacho de Julian Ursyn Niemcewicz, el patrono del barrio, y un salón de los años 70 y 80 con una estantería, televisor, radio, gramófono de la marca «Unitra», así como… un bar bien surtido. Tampoco faltan fotogramas de «Alternatywy 4».

Hay otro elemento del paisaje de Ursynów que es difícil pasar por alto. Son las famosas colinas formadas de tierra procedente de las excavaciones para los cimientos de los bloques. La más famosa es Kopa Cwila, en Ursynów Norte. Aquí es donde la popular banda Oddział Zamknięty filmó su vídeo musical en los años 80. Así que sube y mira lo que ha cambiado desde aquellos días.

Comienza tu recorrido por la parte verde del barrio con el Bosque Kabacki, una reserva natural situada en el extremo sur. Bájate en la estación de metro de Kabaty y dirígete, preferiblemente en bicicleta, hacia el bosque que se ve a lo lejos. Durante siglos, esta zona ha pertenecido al señorío de Wilanów, en manos de sucesivas familias nobles. Los últimos propietarios, los Branicki, la vendieron a la capital en 1938, obteniendo así fondos para pagar sus deudas. Desde entonces, el bosque se ha convertido en un lugar de recreo para los habitantes de la ciudad, especialmente popular tras la apertura de la primera línea de metro y la construcción de la cercana urbanización de Kabaty. La reserva recibe muchas visitas, así que procura no dañar la naturaleza: camina sólo por los senderos designados y obedece las normas. Cuando camines por el bosque, presta atención a su carácter natural: predominan los viejos árboles caducifolios.

Hay dos atracciones al borde del bosque. El primero es el Parque Cultural Powsin. Se construyó en los terrenos de un club de golf de antes de la guerra, y uno de los recuerdos de aquellos tiempos es el edificio de madera que ahora alberga la oficina del parque. Powsin es un destino para los habitantes de Ursynów: aquí se organizan picnics, se juega al ajedrez, hay piscina en verano y también se celebran actos, conciertos y actuaciones. Estando en Powsin, visita también el cercano y extenso Jardín Botánico de la Academia Polaca de Ciencias, en la calle Prawdziwka 2.

Como habrás observado, el Parque Cultural de Powsin está situado en lo alto de la escarpa del Vístula. Recórrelo hacia el norte y descubre verdaderos tesoros de naturaleza e historia. Ve en bicicleta por la calle Trakt Leśny, que luego se convierte en las calles Relaksowa y Rosoła. Al cabo de un rato, gira hacia la avenida Kasztanowa, una pintoresca calle que se creó en 1815. Además de los robustos árboles centenarios, encontrarás aquí una cruz erigida un año después del final del Alzamiento de Enero. Conmemora el rescate de Felicja y Antoni Karniewski –administradores de la hacienda del conde Potocki, entonces propietario de Kabaty– de la deportación a Siberia. A lo largo de la avenida hay una hondonada -un vestigio de la ladrillera que existió aquí en el siglo XIX- y el parque Przy Bażantarni, con su popular zona de juegos infantiles. Luego vuelve a la calle Rosoła y gira ligeramente a la derecha por la calle Nowoursynowska. Aquí encontrarás la entrada a un verdadero tesoro natural e histórico: el Parque Natoliński. Se encuentra dentro de Wilanów, por lo que lo describiremos en la guía de este barrio.

No lejos de la puerta, junto al camino empedrado, desde hace más de 600 años crece un roble llamado Mieszko I, cuyo tronco mide casi 9 metros de circunferencia. Este monumento natural es el árbol más antiguo de Varsovia. En la década de 1970, se sometió a medidas de rescate: su interior se rellenó de hormigón y sus ramas se sujetaron con cuerdas. Cada año, en primavera, una de sus grandes ramas aún se llena de hojas verdes.
Después de ver el roble, continúa por la empedrada calle Nowoursynowska. En algún momento, tras pasar la circunvalación, entrarás en el antiguo pueblo de Wolica. Aún existen allí algunas casas de madera de antiguas granjas. Búscalas en la calle Kokosowa.

Al siguiente lugar, SGGW o la Escuela Superior de Economía Rural, puedes ir de dos formas. Tomando el sendero al pie de la escarpa cubierta de bosque (esto ya es el barrio de Wilanów) o siguiendo la calle Nowoursynowska, la calle Nugat y de nuevo la calle Nowoursynowska. El recinto de la Escuela Superior de Economía Rural está dividido en 2 partes: a la izquierda de la calle Nowoursynowska están los edificios nuevos del campus, y a la derecha, los antiguos e históricos. Así que gira a la derecha hacia el hermoso palacio de los Krasiński en Ursynów, donde ahora se encuentra el rectorado de la Escuela Superior de Economía Rural. La construcción del palacio, originalmente llamado «Goce», comenzó en 1775. Perteneció a muchas familias nobles, durante 9 años fue residencia de Julian Ursyn Niemcewicz y a finales del siglo XIX pasó a ser propiedad de la familia Krasiński. Sube a la terraza de la parte trasera del palacio y admira la vista de la escarpa.

Ahora es el momento de la etapa extrema de nuestra expedición: entraremos en el antiguo parque Gucin-Gaj. El olvidado y descuidado inmueble está situado entre las calles Arbuzowa, Przy Grobli y Fosa. La mejor manera de llegar es desde la calle Arbuzowa y luego por la calle Renety, junto al cementerio. Verás una naturaleza salvaje asombrosa en medio de la ciudad: estanques donde puedes encontrarte con garzas y martines pescadores, y un oscuro pantano con árboles muertos que sobresalen de él. Justo al lado de la iglesia de Santa Catalina, que se alza en la escarpa, hay un túnel de ladrillo que en su día fue una bodega. Ha sido declarado monumento natural porque en él hibernan los murciélagos. La entrada está enrejada.

Sal del parque por la puerta de la calle Fosa. Caminando hacia la derecha, llegarás a una fragua construida en madera, que alberga un Museo de Herrería privado. Allí podrás conocer la historia de la forja y ver a un herrero trabajando el hierro al rojo vivo. Si te diriges a la derecha, llegarás a la Iglesia de Santa Catalina, también conocida como la Iglesia de la colina. El templo se construyó en 1238 en el antiguo lugar de un culto pagano. Es la iglesia parroquial más antigua que existe en la orilla izquierda de la capital (establecida medio siglo antes de la fundación de la Vieja Varsovia). Cuenta la leyenda que Tadeusz Kościuszko y Romuald Traugutt rezaron en el templo, que Gotard, el propietario medieval de Służew, fue enterrado en su cripta, y que sus campanas fueron las primeras en proclamar la victoria en la Batalla de Varsovia. La casa parroquial data de 1640, y en su vestíbulo se conserva un suelo de ladrillo mazoviano del siglo XVII. El campanario actual se construyó en el lugar del anterior en 1881 y, al igual que la iglesia y la casa del cura, sobrevivió a la Segunda Guerra Mundial.

Esta fue la etapa más larga de tu viaje a Ursynów. Antes de la siguiente, necesitas descansar un poco. Dirígete al cercano Fuerte Służew revitalizado, donde hay varios cafés y restaurantes. ¡Disfruta de la comida!

Una excursión de fin de semana al hipódromo de Służewiec es una atracción que no te puedes perder. Pero primero un poco de historia: el primer hipódromo estaba situado en Varsovia, en la calle Polna, en Pole Mokotowskie [Campo de Mokotów], fuera de los límites de la ciudad de entonces. Después de la Primera Guerra Mundial, cuando se construyó Mokotów, la pista resultó estar en el centro de Varsovia, lo que suponía muchos inconvenientes para los animales y los habitantes de la ciudad. Por lo tanto, en 1925, se compraron terrenos para un nuevo hipódromo en Służewiec. Todo el complejo, que incluía una tribuna principal parecida a un barco, una segunda tribuna, una pista principal, una pista de entrenamiento, establos y otras instalaciones, se inauguró en 1939. En 1989, la pista fue inscrita en el registro de monumentos históricos.

El inicio de la temporada en Służewiec suele ser a finales de abril y, dependiendo del tiempo, las carreras terminan a finales de otoño. Así que tienes tiempo de sobra para pasar aquí un fin de semana inolvidable. Especialmente merecen una visita al hipódromo El Derby de verano o el Gran Derby de Varsovia de septiembre. Compra una entrada, admira la interesante arquitectura modernista, apuesta por tus favoritos y empápate del ambiente varsoviano del lugar.